El cardenal Baltazar Porras y obispos venezolanos manifestaron su apoyo a la huelga que hace un mes iniciaron las enfermeras de hospitales públicos, en reclamo de un salario digno, y a la cual se han ido sumando otros sectores, entre ellos los médicos.

No solo las enfermeras, en su día 24 de protesta, salieron a la calle nuevamente por un salario que cubra sus necesidades básicas. Maestros estadales, profesores universitarios, quienes llevan más de un mes paralizados, así como médicos, trabajadores del sector eléctrico y de las empresas básicas, se unieron en una marcha en la que exigieron respuesta por parte del Gobierno, que insiste en desoír el clamor de sus trabajadores.

Primero les dijeron que no cobrarían los 8 millones 400 mil bolívares que debían pagarles sino, solamente, 2 millones. Después, que se los pagarían con billetes de 500 (que ya dejaron de ser aceptados en muchos comercios). Y, finalmente, que no habría para pagarles a todos. Fue por eso que grupos de pensionados cerraron varias vías de Alta Vista durante la mañana y el mediodía de este miércoles: es el drama mensual que deben enfrentar cuando, sometidos a condiciones infrahumanas (calor, lluvia, incomodidades), reciben un pago que no les alcanza ni para comer.

Funcionarios de la PEB hirieron a Evelio José Rodríguez Robles, de 13 años, en el costado izquierdo durante una manifestación por gas y agua en la avenida Cisneros, en San Félix. Los vecinos de 4 de Febrero, Alfa y Omega y La Unión, al enterarse de que había muerto camino al hospital, quemaron una moto y un módulo de la Policía.

Las comunidades aseguran que no reciben respuestas satisfactorias de parte de las autoridades. Sienten que la protesta es la única forma de hacer escuchar su voz.

El dirigente de La Causa R, Andrés Velásquez, sostiene que las condiciones en el país están dadas para una convocatoria a paro nacional, de la cual se hagan partícipes todos los sectores, y sirva de acompañamiento a las protestas que han surgido espontáneamente en diferentes gremios, como el de la salud y educación.

Los trabajadores volvieron a protestar este lunes, lo que obligó a la empresa a implementar un plan de contingencia para las áreas operativas.

Enfermeras de los hospitales de Ciudad Guayana se mantienen en protesta ante la exigencia de salarios dignos, por lo que solo atienden estrictas emergencias. Como ellas, que alegaron que el salario no alcanza ni para una panela de jabón, otros trabajadores se han visto obligados a tomar las mismas acciones: empleados y profesores universitarios también están de paro y los maestros estadales cumplieron 21 días de huelga.

El proceso fue postergado, una vez más, para el 11 de julio. En Ciudad Piar los trabajadores trancaron los portones de acceso a las minas de mineral de hierro y pidieron al presidente de Ferrominera Orinoco tender puentes para su excarcelación.

“La semana pasada recibimos la sorpresa de que la quincena fue de 500 mil bolívares y con los descuentos, quedaron en 128 mil y 390 mil bolívares”, precisó la trabajadora Karla Valladares. El monto no les permite cubrir ni siquiera los gastos de movilización de la residencia al trabajo.

Página 2 de 50

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...